• 28 SEP 17
    • 0
    El fósforo en la dieta de Pacientes con Insuficiencia Renal

    El fósforo en la dieta de Pacientes con Insuficiencia Renal

    La hiperfosfatemia (término que recibe la elevación del fósforo en la sangre) puede observarse en cualquier etapa de la enfermedad renal, sin embargo es más frecuente en etapas avanzadas. Su control se realiza por 3 vías: la dieta, el uso de medicamentos quelantes (cuya función consiste en inhibir la absorción intestinal de los alimentos que contengan este elemento) y la remosión de fósforo durante el tratamiento de sustitución de la función renal ya sea por diálisis peritoneal o hemodiálisis.

    Centrémonos en la primera: los alimentos. Prácticamente todos los alimentos que consumimos contienen diversas cantidades de fósforo, y esto se debe a que este elemento se almacena principalmente dentro de las células animales y vegetales. Sin embargo, aunque tanto alimentos vegetales como animales lo contienen, su absorción no es la misma. El fósforo contenido en alimentos de origen animal tiene una absorción a nivel intestinal significativamente mayor a la que presentan los alimentos de origen vegetal, por lo que deberíamos considerar que, a pesar de que estos últimos pudieran llegar a contener mayores cantidades de fósforo, su absorción será considerablemente menor.

    En aquellos pacientes con enfermedad renal avanzada en prediálisis (aquellos que no se encuentran con diálisis peritoneal o hemodiálisis) con hiperfosfatemia, el manejo dietético suele enfocarse a la restricción de proteínas, lo que facilita la restricción de fuentes alimentarias ricas en fósforo, sin embargo, la hiperfosfatemia suele ser común también en pacientes que ya se encuentran bajo tratamiento sustitutivo, donde el requerimiento proteico es alto y la restricción de fósforo puede dificultar en la selección de alimentos que nos ayuden a cubrir los requerimientos sin exceder el aporte de este mineral.

    Es por ello que, además de restringir algunos alimentos particulares que tienen un mayor aporte de fósforo, se han sugerido algunas estrategias que permiten restarle fósforo a los alimentos, como el remojo y el hervido. Se ha visto en varios estudios que hervir los alimentos durante al menos unos 30 minutos, en este caso por ejemplo las leguminosas como frijoles o carne de cualquier tipo (res, pescado, pollo), ayuda a eliminar una parte considerable del fósforo del alimento, siendo muy importante no consumir el agua donde se cocinaron y en el caso de las carnes, promover mayor contacto de la superficie con el agua (cocinar la carne rebanada ha mostrado mejores resultados que en la pieza completa o incluso en cubos).

    Finalmente, para concluir quiero recordarles que no solamente los alimentos de origen vegetal o animal aportan fósforo a la dieta, en la industria existen muchos aditivos añadidos a diversos productos como conservadores, agentes que mejoran o conservan el color y el sabor, entre otros. El fósforo adicionado en estos productos es el que tiene una mayor tasa de absorción intestinal (entre 90 y 100%, osea practicamente todo o todo el fósforo contenido), repercutiendo significativamente en el fósforo de la sangre y, debido a que no viene reportado en el etiquetado, su identificación resulta muy complicada.

    Por lo tanto, la recomendación para evitar consumir alimentos con fósforo inorgánico inicialmente se centran en evitar tanto como sea posible, el consumo de alimentos procesados (como bebidas procesadas, alimentos congelados, productos instantáneos, comidas precocidas, entre muchos otros ejemplos) y revisando la lista de ingredientes en busca de los aditivos más utilizados como son: ácido fosfórico, fosfato dicálcico, fosfato monosódico, fosfato trisódico, hexameta-fosfato sódico, tripolifosfato de sodio, entre otros. El control del fósforo en la sangre es de vital importancia en el paciente con enfermedad renal y aunque su restricción en la dieta por si sola no suele ser suficiente en todos los casos, es un aspecto fundamental para conseguirlo.

    Evita tanto complicaciones como restricciones alimentarias innecesarias, acude de manera regular con tu nutriólogo renal para que te asesore en función de lo que tú necesitas y te ayude a seleccionar los alimentos que son la mejor opción para ti y con ello puedas alcanzar tus metas nutricionales, entre ellas las de proteína y fósforo.

     

    1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, promedio: 5,00 de 5)
    Loading...

     

    Leave a reply →

Leave a reply

Cancel reply

Photostream

Call Now Button