Se entiende como acceso vascular a todo aquel dispositivo que permite la extracción de sangre que será depurada durante una sesión de hemodiálisis. Un buen acceso vascular debe permitir una circulación sanguínea superior a 350 ml/min, existen tres principales formas para su instalación:

Catéter temporal: Como su nombre indica, este catéter solo debe emplearse durante poco tiempo, no mas de tres semanas. Normalmente se coloca en el cuello, en el interior de la vena yugular interna. Su principal ventaja radica en la rapidez con que es colocado y utilizado. Normalmente se recurre a éste tipo de acceso en situaciones de emergencia. La principal desventaja es la alta tasa de infecciones reportadas.

Clinica_Renalis_Instalacion_Acceso_Vascular

Catéter semi-permanente: Como su nombre indica, este catéter puede emplearse durante mas tiempo que el acceso temporal. Del mismo modo que el catéter anterior, se coloca en el cuello, en la vena yugular interna. La principal diferencia entre ambos radica en que el catéter semi-permanente se coloca de tal forma que una parte de éste está colocado por debajo de la piel. Es justamente esta diferencia la que prolonga la vida útil del catéter y le ofrece cierta protección contra infecciones.

Fístula arteriovenosa: La fístula representa el acceso vascular permanente por excelencia. Es una pequeña intervención quirúrgica consistente en la unión de una vena con una arteria de brazo o antebrazo. La principal ventaja de este acceso vascular es el tiempo de vida útil y la baja tasa de infecciones. La desventaja primordial consiste en el tiempo de maduración que se debe esperar antes de que la fístula sea empleada durante la hemodiálisis.

Este tipo de accesos son realizados por un cirujano. En Clínica Renalis nuestro contamos con el apoyo de un especialista altamente calificado en la Instalación de Acceso Vascular en Toluca, para pacientes en tratamiento de Hemodiálisis.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...
Call Now Button